Reflexología podal

¿Por que nos es tan agradable andar descalzos por la hierba? ¿O andar descalzos nos libera? Porque nuestros pies contienen terminaciones nerviosas que los conectan con distintas partes internas del cuerpo nos conectan a la tierra y a la vez con nuestro propio cuerpo. Recibir un masaje en los pies de reflexología podal proporciona quietud, tranquilidad, bienestar y una sensación muy placentera que es muy gratificante para todo el mundo. Conoce más detalles leyendo sobre esta terapia.

¿Qué es? ¿En que consiste?

La reflexología podal es una técnica terapéutica que estimula las señales nerviosas del cuerpo a través de los diferentes puntos de presión ubicados en los pies, denominados zonas de reflejo.  Los pies son como pequeños espejos del cuerpo.
Supone la aplicación de un masaje manual que aplica presión en áreas reflejas de los pies para producir efectos específicos en otras partes del cuerpo. Nuestros pies poseen conexión con todos los órganos vitales de nuestro cuerpo. La planta del pie, y el pie en su conjunto, representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos.

Está basada en la utilización benéfica de los reflejos que producen los masajes. Éstos constituyen una respuesta orgánica que tiene lugar en un área alejada, a veces muy distante, de aquella que fue estimulada.

Esto se debe a que esos puntos de los pies constituyen vías o canales nerviosos y energéticos, que conectan a estos puntos de los pies con todas las partes de nuestro cuerpo; por eso, al masajearlos de una manera específica, se estimula el trabajo de glándulas, órganos y músculos.

Actúa como un excelente sistema preventivo de enfermedades, además de ser un inmejorable relajante, ya que equilibra la energía vital del organismo.

La terapia consiste en masajear y presionar puntos y zonas en la planta de los pies. Esta técnica estimula el mecanismo de auto curación del cuerpo.

Beneficios

  • Induce a un profundo estado de relajación y bienestar, de esta forma ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática
  • Depura y limpia el organismo de sustancias toxicas
  • Mejora la energía vital y libera los bloqueos existentes
  • Actúa de forma preventiva
  • Posee un efecto antiálgico (alivia el dolor)
  • Es un verdadero placer para tus pies y todo tu cuerpo
  • Potencia el sistema inmunológico y el potencial de auto sanación del cuerpo.
  • Estreñimiento
  • Alteraciones en la presión arterial
  • Dolor de espalda
  • Laberintitis
  • Hinchazón de las piernas
  • Cálculos renales
  • Asma
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Tiroides
  • Inflamación
  • Equilibrio del calcio

La frecuencia del tratamiento dependerá de cada persona, pudiendo variar según su estado de salud y los objetivos que se quieran alcanzar.

Contraindicaciones

Se considera que la técnica reflexológica debe ser evitada en los siguientes casos:

  • Fiebre
  • Enfermedades infecciosas
  • Infecciones del propio pie
  • Eczemas generalizados en el pie
  • Golpes o heridas que impidan trabajar el propio pie
  • Fascitis plantar
  • Verrugas extendidas por todo el pie
  • Trombosis, flebitis, tromboflebitis
  • Cáncer
DISEÑO WEB
Redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies